La misma cruz.


Nací en 24 de Octubre de un año que será recordado en España por el intento de un golpe de Estado y por un invierno frío y blanco. La ciudad en la que asomé la cabeza carece ya de nombre en mi mente, porque perdí todo arraigo a la tierra (no a la gente) cuando descubrí que mi patria era el norte y no donde me tocó nacer. Dicen de mi que fui una niña feliz y sonriente, que soñaba con escribir y escribia que soñaba... Ahora vuelvo trocitos de mi, pequeños relatos y versos dispersos. Quiero llenar tus rincones con ellos, si me dejan y si no... los mismo clavos son puntos suspensivos, pequeños suspiros lanzados al aire que quizás nunca nadie llegue a ver... soy apenas un pensamiento un camino extraño que apenas sabe donde va. inquieta, curiosa, tierna y dura... los mismos clavos soy yo.



Otros Clavos:
Clavos de siempre
Todo es de color
Cimodare-Visceralia
Hero
Clavos con pañoletas
Gata Siamesa Constante
Delfin Mular
Reyezuelo
Tukan
Ballena de Música
Kintaski
Coloreando el tiempo
La senda del Guerrero
Aguila en Libertad
Clavos de todos lados
Las Cronicas Perdidas
El Mundo de Danae
The desert of the real
Little Rose
Yerlyn
Arte y más arte
Dimelo en la calle
Piedras y Gemas
Albert
Lugar soñado
ScrapeadoraBiodanzante
Mirando al cielo





Cric, cric, cric

    Una vez leí, en alguna parte, y hace mucho tiempo, que cuando nos hacemos mayores dejamos de oír el sonido de los grillos, porque vamos perdiendo agudeza en el oído. Yo pensé "¡Pero sí cantan altísiimo!"

    Lo cierto es que con el tiempo, me he dado cuenta de que no cantan tan alto como yo creía, como el mar no huele como olía cuando era más pequeña.

    La cuestión es que en mi ciudad actual, no se oyen grillos. Nunca. Debe ser el entorno, porque tampoco hay niebla, por ejemplo. Nunca. Y cuando se acercan los días en los que salimos al campo a dormir, pienso siempre si entonces oiré el sonido de los grillos... pero, sinceramente, no recuerdo la última vez que los escuché.

    Sin embargo puedo recordar como las chicharras cantan al sol en casi cualquier campamento de verano. Y puedo oír con facilidad el graznar de los cuervos en mi mente, comiendose los frutos de la higuera. Pero no recuerdo como cantan los grillos. Ese cric, cric, cric que era la banda sonora de las noches de verano con la ventana abierta. Y pienso en todos los sonidos que perdí, que perdimos, a lo largo de la vida...


Autor: mara     Publicado el 11-06-2012 Ver Comentarios( 0 )



Del Día que me faltó un Cuento

    Esto es subrealista. Allá vamos.

Del Día que me faltó un Cuento

     Las horas se escurren del reloj, perezosas mientras la mente divaga. Nada claro. Nada certero. Los sueños anidados en los bosques duermen velados por la luna que crece y mengua, con mareas imposibles.

     Un día me dí cuenta de que me faltaba un cuento.  Algo que escribir que sacara lo que había dentro, pero por alguna razón no salía a ninguna parte. ¿Se ha quedado la mente vacía? ¿o son las manos las que no responden?

    El día que me faltó un cuento, el Universo conspiró en mi contra. Millones de versos taladraban mi mente, sin sentido, sin orden. Hay historias, pensé. Siempre las hay, lo dificil es hilarlas y sacarlas tirando poco a poco del hilo sin que se rompa. Hay tanto y nada a la vez.

    El día que me faltó un cuento supe que una parte de mí se había dormido y marchitado, porque las palabras que antes fluían solas, ya no estaban en ninguna parte... puede que esta historia no sea un historia en realidad, solo un pensamiento inconexo, como muchos otros.

   Cae el velo. Se alza la niebla. Suena la música que nace de dentro. Se siente y se piensa.

    El día que me faltó un cuento, mi mente estaba tan llena de ideas que, sencillamente, no hubo cuento, ni historia que ser contada.


Autor: mara     Publicado el 08-06-2012 Ver Comentarios( 0 )


Inventario de Emociones:
2017
Abril (1)
2016
Octubre (1)
Septiembre (1)
Agosto (1)
Julio (1)
Junio (2)
Mayo (3)
Abril (2)
Marzo (2)
Febrero (3)
Enero (2)
2015
Noviembre (3)
Octubre (3)
Agosto (2)
Julio (1)
Junio (1)
Abril (2)
Marzo (1)
2014
Agosto (1)
Abril (1)
Marzo (2)
2013
Agosto (1)
Junio (1)
Mayo (1)
Febrero (1)
2012
Octubre (1)
Septiembre (1)
Julio (1)
Junio (3)
Febrero (1)
Enero (1)
2011
Diciembre (2)
Noviembre (2)
Octubre (2)
Septiembre (2)
Agosto (1)
Julio (3)
Junio (1)
Mayo (6)
Abril (2)
Marzo (2)
Febrero (5)
Enero (3)
2010
Diciembre (1)
Noviembre (2)
Octubre (4)
Septiembre (8)
Agosto (4)
Julio (6)
Junio (4)
Mayo (3)
Abril (4)
Marzo (7)
Febrero (4)
Enero (6)
2009
Diciembre (5)
Noviembre (7)
Octubre (8)
Septiembre (8)
Agosto (7)
Julio (5)
Junio (8)
Mayo (6)
Abril (6)
Marzo (5)
Febrero (5)
Enero (8)
2008
Diciembre (6)
Noviembre (10)
Octubre (14)
Septiembre (15)
Agosto (8)
Julio (8)
Junio (14)
Mayo (14)
Abril (6)

littel Mara

Ultimos comentarios:
Anonimo en Podría: ???????? ...
20-04-2017 12:06:48
Anonimo en Esto también pasará: Hola Mara, no te conozco y creo que tú a mi tampoco. Soy Scouter en el hispalis y buscando imagenes ...
22-11-2016 21:07:20
Leticia García en ¿Qué saben las tripas de puños cerrados?: PERDON Mara, soy la persona que escribió un comentario el 24 de Octubre. Me ENCANTO lo que escri ...
31-10-2016 22:59:13
Anonimo en Esta noche: ¡¡¡INCREIBLE!!! Como puede un DOLOR estar en la misma frecuencia de otro DOLOR. Como pueden u ...
24-10-2016 20:43:11
mara en Aires de Otoño: el silencio es una respuesta también, ya entendí. ...
26-09-2016 00:43:35
Anonimo en Aires de Otoño: igual no entendió la pregunta ...
24-09-2016 22:47:53
AdR en Aires de Otoño: ¿Dónde están tus pensamientos que vuelan más allá? ...
23-09-2016 00:20:31