La misma cruz.


Nací en 24 de Octubre de un año que será recordado en España por el intento de un golpe de Estado y por un invierno frío y blanco. La ciudad en la que asomé la cabeza carece ya de nombre en mi mente, porque perdí todo arraigo a la tierra (no a la gente) cuando descubrí que mi patria era el norte y no donde me tocó nacer. Dicen de mi que fui una niña feliz y sonriente, que soñaba con escribir y escribia que soñaba... Ahora vuelvo trocitos de mi, pequeños relatos y versos dispersos. Quiero llenar tus rincones con ellos, si me dejan y si no... los mismo clavos son puntos suspensivos, pequeños suspiros lanzados al aire que quizás nunca nadie llegue a ver... soy apenas un pensamiento un camino extraño que apenas sabe donde va. inquieta, curiosa, tierna y dura... los mismos clavos soy yo.



Otros Clavos:
Clavos de siempre
Todo es de color
Cimodare-Visceralia
Hero
Clavos con pañoletas
Gata Siamesa Constante
Delfin Mular
Reyezuelo
Tukan
Ballena de Música
Kintaski
Coloreando el tiempo
La senda del Guerrero
Aguila en Libertad
Clavos de todos lados
Las Cronicas Perdidas
El Mundo de Danae
The desert of the real
Little Rose
Yerlyn
Arte y más arte
Dimelo en la calle
Piedras y Gemas
Albert
Lugar soñado
ScrapeadoraBiodanzante
Mirando al cielo





Bajo la Luna

Anoche, bajo la Luna, tiritando de frío, me senté como siempre hacía en un escalón. Sólo que esta vez no era tu escalón. Tampoco era mío. No es de nadie.

Muchas veces me siento en los escalones, en lugar de las sillas... ¿por qué será?

Anoche, bajo la Luna que se reflejaba en un cuenco de agua y se encontraba con mis ojos, me senté en el escalón que hay al borde de mis pensamientos, y mientras tiraba del hilo del enredo, me di cuenta de que a veces cuanto más se tira más se enmaraña. A veces, hay que empezar a sacar un hilo pequeño, e ir girando la madeja, y pasar el hilo por debajo, por encima, por un lado o por otro para poder desenredarla. 

Ocho piedras. Dos. 

 

 

Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. 

Estoy esperando la casualidad de mi vida, más grande, y eso que las he tenido de muchas clases.

Sí, podría contar mi vida uniendo casualidades.


 


Autor: mara     Publicado el 27-11-2015 Ver Comentarios( 0 )



Procrastinar

Me despierto una mañana cualquiera, de un mes cualquiera, de un año cualquiera. He dormido tres horas y no quiero (no quierooo!) salir de la cama, pero el Sol me recuerda que el día ha empezado y que hay muchas cosas por hacer. Miro el teléfono, porque una parte de mi espera un mensaje o una llamada que no llegará.

 

Me estiro mientras pienso hoy me quedaré en la cama, pero no. Me levanto con una maraña de ideas que iguala a mi pelo, cojo una goma, me recojo el pelo. Voy pensando que he soñado algo extraño, porque no puedo tener sueños normales. Acaricio a los gatos que vienen a recordarme que hace mucho que se despertaron. Respiro hondo.
 
Me siento a meditar. Estoy aquí. Estoy ahora. No soy, sólo estoy. Poco a poco se levanta la niebla, mientras en el silencio de mi casa, las paredes me recuerdan que hay que cosas que hacer. Hay que tomar decisiones. Seguir el ritmo a la vida, porque si no la vida seguirá su ritmo sin ti. Hay que vaciar alguna caja que se resiste a abrirse. Hay que pasar una escoba por esa escalera. Hay que hacer tantas cosas, que me aturdo. Me siento en el ordenador y el sonido de las teclas se va llevando los silencios y las ideas. Ya está. Respondo unos correos, escucho alguna canción, respondo algunas llamadas y después... silencio y más silencio.
 
Pasan las horas mientras hago cosas que no tienen importancia, para no hacer las que sé que tengo que hacer. Porque la felicidad es a veces buscar una excusa para procrastinar un poco más... Y mientras despierto me recuerdo que hoy seré más feliz que ayer, y que mañana será mucho mejor. 
 
La felicidad no es una cantidad finita, no hay limite, es una capacidad expansiva que, al principio, sólo puedes llenar tú.

 


Autor: mara     Publicado el 27-11-2015 Ver Comentarios( 0 )


Inventario de Emociones:
2017
Abril (1)
2016
Octubre (1)
Septiembre (1)
Agosto (1)
Julio (1)
Junio (2)
Mayo (3)
Abril (2)
Marzo (2)
Febrero (3)
Enero (2)
2015
Noviembre (3)
Octubre (3)
Agosto (2)
Julio (1)
Junio (1)
Abril (2)
Marzo (1)
2014
Agosto (1)
Abril (1)
Marzo (2)
2013
Agosto (1)
Junio (1)
Mayo (1)
Febrero (1)
2012
Octubre (1)
Septiembre (1)
Julio (1)
Junio (3)
Febrero (1)
Enero (1)
2011
Diciembre (2)
Noviembre (2)
Octubre (2)
Septiembre (2)
Agosto (1)
Julio (3)
Junio (1)
Mayo (6)
Abril (2)
Marzo (2)
Febrero (5)
Enero (3)
2010
Diciembre (1)
Noviembre (2)
Octubre (4)
Septiembre (8)
Agosto (4)
Julio (6)
Junio (4)
Mayo (3)
Abril (4)
Marzo (7)
Febrero (4)
Enero (6)
2009
Diciembre (5)
Noviembre (7)
Octubre (8)
Septiembre (8)
Agosto (7)
Julio (5)
Junio (8)
Mayo (6)
Abril (6)
Marzo (5)
Febrero (5)
Enero (8)
2008
Diciembre (6)
Noviembre (10)
Octubre (14)
Septiembre (15)
Agosto (8)
Julio (8)
Junio (14)
Mayo (14)
Abril (6)

littel Mara

Ultimos comentarios:
Anonimo en Podría: ???????? ...
20-04-2017 12:06:48
Anonimo en Esto también pasará: Hola Mara, no te conozco y creo que tú a mi tampoco. Soy Scouter en el hispalis y buscando imagenes ...
22-11-2016 21:07:20
Leticia García en ¿Qué saben las tripas de puños cerrados?: PERDON Mara, soy la persona que escribió un comentario el 24 de Octubre. Me ENCANTO lo que escri ...
31-10-2016 22:59:13
Anonimo en Esta noche: ¡¡¡INCREIBLE!!! Como puede un DOLOR estar en la misma frecuencia de otro DOLOR. Como pueden u ...
24-10-2016 20:43:11
mara en Aires de Otoño: el silencio es una respuesta también, ya entendí. ...
26-09-2016 00:43:35
Anonimo en Aires de Otoño: igual no entendió la pregunta ...
24-09-2016 22:47:53
AdR en Aires de Otoño: ¿Dónde están tus pensamientos que vuelan más allá? ...
23-09-2016 00:20:31